Los Tunos


Una preciosa chica cuenta como sufrió el acoso de los tunos, amigos de su hermano pequeño.

Mi hermano quería ser un tuno, pero de los de verdad, con su capa negra, sus cintas y su mandurria, supongo que para poder impresionar a las chicas de la Universidad; pues, a pesar de ser muy inteligente, aun no tenia novia. Yo, como su hermana mayor, siempre he cuidado de él, porque le quiero con locura, pero sabia que no lo tendría nada fácil.

Pues, si les he de ser sincera, el pobre no solo no canta nada bien sino que ni tan siquiera tiene oído para la música; y, por si fuera poco, además el pobrecillo tampoco es lo que se dice guapo, ni demasiado popular, entre sus otros compañeros y compañeras de estudio.

Desde que murió mi padre, hace ya algunos años, ayudo a mi querida madre a llevar una pequeña papelería cerca de la Universidad. Por eso sé que soy bien conocida por la mayoría de los muchachos; Sigue leyendo