Puedes pero no debes demandar u.u (dominación)


Un acomodado médico, va a visitar a su cuñado y de vuelta..la policia le para el auto. Lo llevan a un lugar alejado y le cachean, esto le producirá un placer hasta ahora ajeno para èl, dejándose llevar por las manos y caricias de los agentes durante el cacheo que dará lugar a algo más.

Eso fue lo que le dije a un conocido mio, luego que este me narró una espeluznante experiencia, que recientemente pasó durante sus vacaciones. Pero para que tengan una mejor idea de su situación, les diré que Guillermo, (por darle un nombre que no sea el de él), es medico especialista, (de esos que prácticamente ahí que tener una excelente linea de crédito para ser admitido a la consulta, por lo caro que cobra), soltero, el cual tiene entre sus pasa tiempo el adquirir autos deportivos costosos, y correr en ellos a la menor oportunidad. Pero para que tengan una mejor idea de sus situación, procuraré que sean sus propias palabras las que les relaten, lo que le sucedió es sus vacaciones.

Hacía menos de un mes, que adquirí un Porche Boxster Sigue leyendo

El infierno – perversión fatal


Sadomaso ,todos contra una, sodomización. Aunque se sentía humillada, la sensación de estar expuesta a cualquier vejación que quisieran hacerle y el interés que despertaban sus partes más intimas a toda aquella gente le encantó.

No se como me encontré de noche en aquel lugar ni como llegué hasta allí. Nunca había estado por esa zona de la ciudad pero necesitaba experiencias nuevas y esperaba conseguirlas.

El caso es que encontré una luz de neón que indicaba con una flecha una puerta bastante siniestra con unas escaleras que bajaban hasta un lugar de apariencia tétrica. Luego supe que estaba próximo al infierno.

Encendí un pitillo, aspiré profundamente y me aventuré hacia el fondo sin pensármelo dos veces.

El lugar era oscuro, entre tinieblas y luces tenues, el ambiente bastante cargado de humo y de olores que no pude identificar. Y aunque no podía ver apenas nada si pude presentir la presencia de otras personas. Casi estaba a punto de dar media vuelta cuando una mujer madura, un poco gorda me dio la bienvenida a su local con una amplia sonrisa y me invitó a una copa en la barra.

No sé que contenía aquella copa, Sigue leyendo

Una cena protocolar


Dominación, sado, orgía. Sumisita vestida súper sexy acude junto a su novio/amo a una cena con Pilar y su profesor.

Hoy os quiero contar como fue la cena que mi novio/amo y nuestro querido profesor organizaron para que nos conociéramos, una chica se unió a nuestras practicas, no digo su nombre real por razones obvias, pero para entendernos la voy a llamar por ejemplo, Pilar, os cuento.

De alguna manera, mi novio/amo, se intereso por lo que llaman “cenas de protocolo”, yo no tenía ni idea de que era eso ni en que consistía, creo que fue el profesor quien le habló de esa experiencia, al parecer consiste en una celebración, bueno una cena, donde acuden los amos con las sumisas, ellos van correctamente vestidos, incluso de etiqueta a veces, y ellas, que no suelen conocer nada más que a su amo van como ese decida, vestidas elegantemente, semivestidas o incluso desnudas, y durante la cena, además de atender a los amos, a todos, no solo al suyo, sirven la mesa y están a disposición de todos, la verdad, no esta mal si ya conoces a los asistentes a la cena, pero siempre hay un factor sorpresa Sigue leyendo

Gran fiesta playera


Todo ocurrió esta pasada Semana Santa. Era el cumpleaños de Paula y Bea, así que decidimos hacer una fiesta privada para celebrarlo. De entre todas las sugerencias destacó la de hacer una barbacoa el sábado, antes del domingo de ramos, en una de las calas cercanas a donde vivimos. Así pues marchamos dicho sábado en los coches con nuestras tiendas de campaña, barbacoa, comida y bebida en abundancia. En mi coche íbamos Luis y su novia Marta, Bea, mi novia Susana y yo. En otro coche iban Paula junto con Paco y su novia Laura. Y en el último coche José y Esther.

Llegamos sobre las cuatro de la tarde. Hacia un tiempo espléndido y no había ni un alma en la playa. Pensamos que podía haber o incluso llegar más tarde alguna familia o alguna pareja, pero ese día amaneció nublado y era lógico que si alguien pensaba ir a la playa fuera en todo caso a la de la ciudad y no a una playa de las afueras. Y así fue. Nadie apareció ese día. Así que teníamos una calita para nosotros solos. Todo empezaba bastante bien.

Las mujeres se dedicaban a tomar el sol haciendo top-less, cosa que me sorprendió de Susana, mi novia, no porque tomara el sol con los pechos al aire sino porque lo hiciera delante de mis amigos. Pero creo que el ver a las otras, la motivó para dar ese paso. Era una hermosa vista ver los senos de todas al aire. A algunas se le notaba un poco que no hacia siempre top-less debido a la señal de la parte de arriba. Pero eso hacía resaltar más los pezones Sigue leyendo

Tu putita


Aquel viernes estaba preparado para disfrutar y descansar solo en casa tras una semana agotadora aprovechando que mi novia Sara (27 años) salía a cenar y de marcha con unas amigas.

Me despedí de ella hasta el día siguiente, ya que se iban a las fiestas del pueblo de una amiga, situado a unos 60 Km, y su amiga las llevaría y traería de vuelta.

Cené pizza, vi una película que a mi novia no le hacía ganas ver y me quedé dormido en el sofá. De repente, un sonido me despertó. Era el teléfono, y mi novia me estaba llamando. Le pregunté si pasaba algo. Mientras ella me explicaba que su amiga la del coche había desaparecido con un ligue y las había dejado tiradas miré el reloj del comedor y pude ver que eran las 06:00 de la madrugada. Sigue leyendo

Almuerzo delicioso


Estaba con mi nuevo compañero de trabajo por los alrededores de al apto de mi suegra donde en esta momento se encontraba mi esposa, la llame y me invito a almorzar, la dije si podía llevar a mi compañero y no hubo problema, cuando llegamos ella estaba en un jean que le marca su prominente trasero y una blusita de tirantas y un top, también tenia puesto el delantal de la cocina pues mi suegra estaba a punto de llegar del trabajo, nos saludamos y conversamos un rato en la sala, fui a lavarme las manos, cuando salí del baño no vi a mi compañero, al ir hacia la cocina lo vi tirando unos papeles a la basura, pero cuando paso al lado de mi esposa ella se agacho a sacar unos trastos para seguir cocinando y él le rozo las nalgas con su mano, yo pensé que ella iba armar un escandalo por la forma en que volteo a verlo, pero al ver que él se sonrojo de la pena y le pedía disculpas ella le dijo: “No te preocupes no ha pasado nada”, a mi me sorprendió bastante, entre a la cocina, agarrando a mi esposa por la cintura y dándole un beso en el cuello, pude ver como ella lo miro de reojo, nos sentamos en la sala a charlar y pude ver que el aún se encontraba algo apenado por lo que había pasado, pero él no se dio cuenta que yo había visto todo, mi esposa nos aviso que el almuerzo ya estaba listo cuando sonó el teléfono, era mi suegra avisando que no venia a almorzar, mi esposa se quito el delantal y nos ofreció algo de tomar, cuando ella llego con las bebidas pude ver que mi compañero se puso algo nervioso, yo no me había dado cuenta y cuando mire a mi esposa, pude ver que tenia los pezones duros y paraditos se le notaban bastante pues el top y la blusa no disimulaban nada sus senos, me excite mucho al verla aunque con un poco de rabia debo decirlo, pero cuando vi que mi compañero trataba de no mirarla, me excito mucho ver como él miraba los senos de mi esposa, en ese momento se levanto de la silla a recibir el vaso y pude ver como estaba excitado pues tenia una gran erección, se notaba en la longitud del bulto de su pantalón, el tipo tiene una verga grande, Sigue leyendo

Un culito vicioso


Desde que tengo uso de razón, me gustaban los hombres al igual que las mujeres. Pero convertirme en un homosexual o un “maricón” como decían era un pecado en mi familia, así que hice todo lo contrario, me volví un macho frente a todos.
Como macho tenía que ser mujeriego y por su puesto un putañero; no era malo despues de todo, me encantaba esa vida, aunque anhelaba cambiar de lugar con las putas a las que me tiraba. No  era raro para mí estar pensando en lo que sentiría con una polla dentro de mi culo, cuando estaba en la cama con alguna puta que me levantaba en las fiestas de la universidad. Sigue leyendo