good post . magnifico

De Fresas y Champagne

Y así continuaban. Tentándose en las sombras, en la seguridad del que mira pero no quiere ver. Con la confianza de que todo se olvidará mañana, de que todos olvidaran los roces furtivos y las caricias tácticas, de que fue todo cosa de una noche, otra vez. Una noche tras otra provocándose, bajo las luces de la discoteca, sin llegar a mirarse a los ojos. Frotándose, eso sí, uno contra el otro. Él abrazando por detrás, acariciando hasta levantar con un dedo el borde de sus bragas. Un ligero baile. Ella cogiéndole del culo y rodeándole con sus brazos, mordiendo su cuello de vez en cuando. Riéndose. En ese juego sin palabras que un día les llevará a la locura. Pues no hay más loco que el que desea y en sus sueños se estanca. Y siguen bailando, excitándose sin palabras. Hasta que cae la noche y todo se para…

Ver la entrada original 39 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s