Colegiales calientes


Siempre que pasaba por mi lado la miraba, miraba su cuerpo entero, empezaba por sus piernas largas y brillantes, mi miraba iba subiendo por su minifalda y pasaba por su estrecha cintura hasta llegar a sus enormes y redondas tetas. En ese momento yo tenía 19 y ella uno menos que yo y íbamos juntos a clase. La solía ver mucho y cada vez que la encontraba me subía algo mas que la alegría.

Un día la tenia cerca y empecé a hacer el mismo recorrido por su cuerpo con mis ojos. Al llegar a sus ojos vi que su mirada se dirigía a la mía. Me giro la cara y se fue. Unos días mas tarde Sigue leyendo

Del metro al hotel con 2 extraños


Busque fiesta y sali con las patas en la cabeza.

Hola me llamo Jessyka soy nueva escribiendo este tipo de relatos y por esta razon esta algo corto pero es realmente lo q me paso. Vivo en Venezuela, soy blanquita de 1,67 de altura pelo negro grandes senos y un culito redondito. tengo 19 años y soy aficionada al sexo.
Todo paso un día en que iba a trabajar, normalmente agarro el metro q a esa hora esta full. Ese día estaba vestida con una camisa y una falda 3/4 el cual me hacia lucir muy bien mi silueta.

Ese día quede en medio de dos hombres q sin pensarlo me comenzaron a tocar mis nalgas y mis piernas. Yo me excité y le agarré el pene al hombre de atrás y al de adelante lo comencé a besar. Sigue leyendo

1, 2 y 3 a comerrr!


Teresa, una espléndida mujer de treinta años, hermosa y alta, había ido a comer a casa de sus amigos Carlos y Carmen. Su marido estaba esa semana fuera y por eso aceptó la invitación. A la comida les acompañó un amigo de Carlos, Ricardo, de sus tiempos del colegio, que ahora era vendedor de automóviles, de unos cuarenta años, bastante fornido y agraciado de cara.

Desde que Teresa llegó la llenó de halagos. “Vaya amiga tenéis, Carlos. Eres una tía muy guapa. Un auténtico regalo para los ojos, con tu altura y tus curvas”, le dijo repasándola de arriba abajo. Ella se turbó un poco, pero sintió un punto de satisfacción en las palabras que le dedicaba Ricardo. Carlos también la miraba, y ella pensó que estaba recordando el intercambio que habían tenido unas semanas antes en su casa.

No le dio mayor importancia y por eso, cuando al terminar de comer, una comida regada con buenas botellas de vino que se le subieron un poco a la cabeza, sonó el teléfono y Carmen explicó que tenía que irse a casa de sus padres a un asunto familiar, no dudó en ofrecerse a ayudarle en la cocina a fregar y guardar todo.

Carmen se fue y Teresa se dirigió a la cocina. Empezó a fregar platos y a los pocos minutos entró Carlos. Se acercó a ella y le dijo en voz baja: “estoy muy caliente, quiero sobarte un poco. Déjame”. Teresa le pidió que se estuviera quieto, pero él se puso detrás de ella y empezó a abrazarla apretando sus tetas. Ella notó humedad Sigue leyendo

Un paraíso de 3 diablillos


parte 1
Me encanta salir de fiesta con mis amigos. Me lo pasó genial de marcha por ahí, bailando, riéndome y ligando, claro. Me encanta ligar. El juego con las chicas en una discoteca me gusta. Las miradas, las sonrisas, los bailes restregándonos,…La otra noche me lo pasé mejor que nunca. Salí con mis amigos a una zona de marcha a la que no solemos ir porque es de gente más mayos que nosotros. Yo tengo 22 años y allí va gente cerca de los 30. Pero nos apetecía probar a ver que tal.Estuvimos probando en varios pubs hasta que encontramos uno en el que ponían buena música. Así fuimos a la barra, pedimos unos cubatas y nos fuimos a la pista a bailar y divertirnos. En eso estábamos cuando vi a una chica guapísima. Estaba algo alejada de mi grupo de amigos pero su pelo rubio largo y su preciosa cara me llamaron muchísimo la atención. Era mayor que yo, tendría algo más de 30 años pero yo no podía dejar de mirarla.Yo intentaba seguir bailando pero no podía dejar de mirarla. Por fin nuestras miradas se cruzaron. Al principio eran miradas cortas, sonrisas tímidas,…pero pronto nos mirábamos con mayor insistencia e, incluso, nos lanzábamos besos. Ella seguía bailando, pero yo sabía que estaba bailando para mí.Tenía un cuerpo espectacular. Una minifalda muy corta, unas botas hasta las rodillas, medias de rejilla y un top que le marcaba bien un par de tetas de infarto. Una 95 tenía el bombón, por lo menos.Pero hubo algo queme dejó flipado. De repente apareció una amiga suya, le susurró algo al oído, me miraron y se pusieron a bailar juntas. El baile era muy caliente. Se restregaban enteras, se agarraban, se Sigue leyendo

Fantasías…tuyas…nuestras…


Próximamente conocerás las fantasías de ellas y ellos en nuestras encuestas y test realizados.

No te lo pierdas!

Sigue nuestro blog!                                        

                                      

                                                  

                    !

El infiel soprendido. real


hola es la primera vez que escrivo ojala y les guste, es real lo que contare, me paso en una ocacion en que regresava del travajo estava esperando el camion fuera de una plaza en gdl jalisco en eso paso una mujer en su camioneta y toco el claxon boltie y me yamo con la mano ensuguida fui pensando que ocupava ayuda y como soy muy cervicial me hacerque me dice subete te llevo adonde ballas me la estava pensando porque en realidad me dicen que nos soy feo,me descrivire mido 1.79cm soy delgado pero con buen cuerpo ojos cafes claros soy moreno claro y por lo regular siempre ando bien vestido y perfumado bueno sigamos. ya no pude pensarlo Sigue leyendo

A qué esperas?


El deseo y el placer lo encuentras en loquo-erotico.com

Contacta ya!